El retraso continuado en el pago del salario al trabajador puede dar lugar a la solicitud de la extinción del contrato de trabajo.

Vamos a analizar las consecuencias del retraso continuado en el pago del salario al trabajador.

El artículo 4.2 f) del Estatuto de los trabajadores dice:

El trabajador tiene derecho:

A la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida.

El artículo 29.1 del Estatuto de los Trabajadores dispone:

El retraso continuado en el pago del salario al  trabajador
El retraso continuado en el pago del salario al trabajador

 

El pago del salario se harán puntual y documentalmente en la fecha y lugar convenidos.

Es decir, que si la empresa suele pagar el día 25 de cada mes, porque así lo han acordado trabajador y empresario, no puede demorarse en el pago de forma continuada.

¿Cuánto tiempo podemos considerar un retraso continuado?

No lo establece ninguna Ley, pero nos van dando las pistas las sentencias que se dictan al respecto. Así:

El Tribunal Supremo en la Sentencia de 10 de enero de 2023 establece:

“Un retraso en el pago del salario de 10,5 días durante un año es un retraso continuado y grave, como el caso enjuiciado durante el período de abril de 2019 a marzo de 2020.

Concurre tal gravedad cuando el impago de los salarios no es un mero retraso esporádico, sino un comportamiento persistente, de manera que la gravedad del incumplimiento se manifiesta mediante una conducta continuada del deber de abonar los salarios debidos”.

¿Qué consecuencias tiene el retraso continuado en el pago del salario?

El trabajador puede solicitar la extinción indemnizada de su relación laboral, es decir, puede presentar una demanda ante el Juzgado en la que pida resolver su contrato, cobrando una indemnización.

El artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores regula lo siguiente:

1.Serán causas justas para que el trabajador pueda solicitar la extinción del contrato:

b) La falta de pago o retrasos continuados en el abono del salario pactado.

c) Cualquier otro incumplimiento grave de sus obligaciones por parte del empresario, salvo los supuestos de fuerza mayor.

2. En tales casos, el trabajador tendrá derecho a las indemnizaciones señaladas para el despido improcedente.

Resumiendo:

El retraso en el pago del salario al trabajador debe ser CONTINUADO y GRAVE.

El factor “continuado” alude al tiempo y el «grave» al factor cuantitativo.

Hemos de atender a lo que dispone la jurisprudencia al respecto.

La Sentencia del Tribunal Supremo número 593/2018 de 5 Junio indicó:

El incumplimiento de la obligación del pago puntual del salario tendrá las siguientes características:

«1) no es exigible para la concurrencia de la causa de resolución del artículo 50.1.b) ET la culpabilidad en el incumplimiento del empresario;

2) para que prospere la causa resolutoria basada en «la falta de pago o retrasos continuados en el abono del salario pactado» se exige exclusivamente el requisito de gravedad en el incumplimiento empresarial; y

3) este retraso continuado, reiterado o persistente en el pago de la retribución debe superar los tres meses».

Para determinarla gravedad del incumplimiento, debe valorarse exclusivamente si el retraso o impago es:

grave o trascendente (continuación y persistencia en el tiempo) y

cuantitativo (montante de lo adeudado).

Ejemplo:

Si se produce un retraso en el pago del salario mensual de tres o cuatro días, no se considera grave.  Según la jurisprudencia, debe haber un retraso de unos 10 días durante todos los meses durante un año, tres meses de retraso o impago de dos mensualidades.

El trabajador puede solicitar la EXTINCIÓN de su relación laboral y el pago de una indemnización como si de un despido improcedente se tratara, o sea de 33 días por año trabajado.

¿El trabajador puede ausentarse del puesto de trabajo cuando presenta su demanda en el Juzgado?

NO. La extinción debe declararla el Juez.

¿Cuál es el procedimiento a seguir?

Deberá presentar una papeleta de conciliación en el CMAC o SMAC.

Al acto de conciliación, la empresa puede acudir y llegar o no a un acuerdo o no asistir.

El trabajador deberá interponer demanda ante el Juzgado de lo Social solicitando la extinción de su relación laboral por incumplimiento grave de la empresa y retraso continuado en el pago de su salario, así como reclamar el pago de una indemnización de 33 días por año trabajado.

CONCLUSIÓN:

El retraso continuado en el pago del salario puede dar lugar a la solicitud de la extinción del contrato de trabajo cobrando la correspondiente indemnización como si de un despido improcedente se tratara.  Es aconsejable asesorarse con un abogado especialista en la materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *