El accidente laboral del trabajador autónomo está cubierto por el Instituto Nacional de la Seguridad Social o Mutua colaboradora.

Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal del trabajador autónomo que sufra con ocasión o por consecuencia de la actividad profesional.

Se considera también accidente de trabajo el que sufra el trabajador al ir o volver del lugar de la prestación de la actividad (in itinere), o por causa o consecuencia de la misma.

¿Qué es el lugar de la prestación de la actividad?

El establecimiento en donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad siempre que no coincida con su domicilio y se corresponda con el local, nave u oficina declarado como afecto a la actividad económica a efectos fiscales.

El artículo 316.1 de la LGSS

Declara como obligatoria la cobertura de las contingencias profesionales, que será gestionada por la misma entidad gestora o colaboradora (Mutua).

Los trabajadores autónomos tienen reconocidas las mismas coberturas y prestaciones por IT que los trabajadores del régimen general.

Los trabajadores autónomos tienen la obligación de cotizar por Incapacidad Temporal.

El accidente laboral del trabajador autónomo
El accidente laboral del trabajador autónomo

Desde 2019 es obligatorio cotizar por Incapacidad Temporal y seleccionar una mutua colaboradora de la Seguridad Social para esta cobertura, salvo para autónomos que estén en algún otro régimen y ya tengan cubierta la IT.

El trabajador autónomo tiene derecho a la prestación por Incapacidad Temporal derivada de enfermedad común o accidente de trabajo.

Requisitos para Incapacidad Temporal, por enfermedad común o accidente no laboral:

Estar dado de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y al corriente de los pagos a la Seguridad Social.

Si no se está al corriente de los pagos, la Seguridad Social concede el plazo de un mes para abonar las deudas y cobrar la baja desde el principio.

Tener un mínimo de 180 días cotizados en los últimos 5 años anteriores a la fecha de la baja.

Para poder cobrar la baja se debe seguir abonando la Cuota de Autónomos hasta el segundo mes, siempre que se continúe con la actividad económica. Si se produce cese de actividad el autónomo seguirá cobrando la baja hasta la finalización de la misma.

Requisitos para Incapacidad Temporal por enfermedad profesional, accidente de trabajo o accidente in itinere:

Estar dado de alta en el RETA y estar al corriente en el pago

No es necesario tener cotizaciones previas.

¿Cuánto cobra el trabajador autónomo de baja por Incapacidad Temporal?

Si deriva de accidente laboral, enfermedad profesional o accidente in itinere, 

el trabajador cobra el 75% de la Base Reguladora desde el segundo día de baja.

En el caso de enfermedad común, el trabajador autónomo cobrará:

El 60% de la Base Reguladora desde el cuarto día de baja

El 75% de la Base Reguladora a partir de 21 días de baja.

¿Cuánto tiempo se cobra por el accidente laboral del trabajador autónomo?

La prestación por Incapacidad Temporal se cobra durante doce meses, que serán prorrogables seis meses más por prescripción médica.

Habrá que llevar todas las semanas los partes de confirmación de baja

El cese de actividad por accidente laboral del trabajador autónomo:

Según el apartado 1 del artículo 327 de la LGSS esta protección por cese de actividad es obligatoria.

El apartado 1 del artículo 329 de la LGSS, indica que el sistema de protección por cese de actividad comprende las prestaciones siguientes:

La prestación económica por cese total, temporal o definitivo, de la actividad.

El abono de la cotización a la Seguridad Social del trabajador autónomo al régimen correspondiente. A tales efectos, el órgano gestor se ha de hacer cargo de la cuota que corresponda durante la percepción de las prestaciones económicas por cese de actividad.

La base de cotización durante ese período corresponde a la base reguladora de la prestación por cese de actividad (el promedio de las bases por las que se hubiere cotizado durante los 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese).

El abono de la cotización a la Seguridad Social del trabajador autónomo por todas las contingencias al régimen correspondiente, a partir del 61 día de baja.

Duración de la percepción de prestación por cese de actividad.

Depende del tiempo de cotización acreditado dentro de los 48 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad de los que, al menos, 12 deben ser continuados e inmediatamente anteriores a dicha situación de cese.

Ejemplo: Cotizó de 12 a 17 meses……………cobrará 4 meses.

Cotizó 48 o más meses………………………..cobrará 24 meses.

Estas cantidades son las que coloquialmente se denominan el paro de los autónomos.

Una vez agotado el periodo de Incapacidad Temporal (12 o 18 meses) el trabajador autónomo será dado de alta por curación o por incapacidad permanente.

En este último caso, el INSS lo llamará para ser valorado por el Equipo de Valoración de Incapacidades por si tuviera lesiones y secuelas que le impidan volver a trabajar y declararle una Incapacidad Permanente.

CONCLUSIÓN:

El accidente laboral del trabajador autónomo tiene numerosos extremos a resolver, por lo que debes ponerte en manos de un abogado especializado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *