La incapacidad temporal del trabajador derivada de accidente laboral no requiere periodo mínimo de cotización.

¿Qué se entiende por incapacidad temporal del trabajador?

La regula el artículo 169 de la Ley General de la Seguridad Social.

Supone la incapacidad para trabajar debido a:

Enfermedad común o profesional (derivada del trabajo) y

La incapacidad temporal del trabajador derivada de accidente laboral
La incapacidad temporal del trabajador derivada de accidente laboral

Accidente, sea o no de trabajo,

Requisitos:

El trabajador debe recibir asistencia sanitaria de la Seguridad Social y estar impedido para el trabajo, con una duración máxima de trescientos sesenta y cinco días.

¿Se puede prorrogar la incapacidad temporal?

Es prorrogable por otros ciento ochenta días cuando se presuma que durante ellos puede el trabajador ser dado de alta médica por curación.

¿Quién controla la incapacidad temporal?

Según el artículo 170 de la Ley General de la Seguridad Social

Son los inspectores médicos del INSS los que pueden:

emitir un alta médica o,

considerar que existe recaída en un mismo proceso,

¡Ojo!

Cuando el alta haya sido expedida por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, este será el único competente para emitir una nueva baja médica producida por la misma o similar patología en los ciento ochenta días siguientes a la citada alta médica.

Una vez agotado el plazo de duración de trescientos sesenta y cinco días, el Instituto Nacional de la Seguridad Social puede:

1.- reconocer la situación de prórroga expresa con un límite de ciento ochenta días más,

2.- iniciar un expediente de incapacidad permanente,

3.- emitir el alta médica, por curación o por incomparecencia injustificada a los reconocimientos médicos convocados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

¿Quiénes son los beneficiarios del subsidio de incapacidad temporal?

La personas impedidas para el trabajo que cumplan los siguientes requisitos de cotización:

  1. a) En caso de enfermedad común, ciento ochenta días dentro de los cinco años inmediatamente anteriores al hecho causante.
  2. b) En caso de accidente, sea o no de trabajo, y de enfermedad profesional, no se exigirá ningún período previo de cotización.

¿Cuándo comienza y dura el derecho al subsidio?

En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional:

el subsidio se abonará desde el día siguiente al de la baja en el trabajo, estando a cargo del empresario el salario íntegro correspondiente al día de la baja.

En enfermedad común o de accidente no laboral:

se abonará a partir del cuarto día de baja en el trabajo, si bien desde el día cuarto al decimoquinto de baja, ambos inclusive, el subsidio estará a cargo del empresario.

Artículo 174 de la LGSS explica los motivos de extinción del derecho al subsidio:

1.- Por el transcurso del plazo máximo de quinientos cuarenta y cinco días naturales desde la baja médica;

2.- Alta médica por curación o mejoría que permita al trabajador realizar su trabajo habitual;

3.- Ser dado de alta el trabajador con o sin declaración de incapacidad permanente; Reconocimiento de la pensión de jubilación;

4.- Incomparecencia injustificada a cualquiera de las convocatorias para los reconocimientos establecidos por los médicos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social o a la mutua;

5.- Fallecimiento

Caso concreto:

Al trabajador incapacitado se le inicia un expediente de incapacidad permanente (no temporal) antes de que hubieran transcurrido los quinientos cuarenta y cinco días de duración del subsidio de incapacidad temporal.

Por parte del INSS se le deniega el derecho a la prestación de incapacidad permanente.

El trabajador se encuentra todavía impedido para trabajar y el Instituto Nacional de la Seguridad Social no le reconoce que esté incapacitado permanentemente.

El trabajador debe comunicar que sigue incapacitado temporalmente y el INSS será el competente para emitir, dentro de los ciento ochenta días naturales posteriores a la resolución denegatoria, una nueva baja médica por la misma o similar patología.

En estos casos se reanudará el proceso de incapacidad temporal hasta el cumplimiento de los quinientos cuarenta y cinco días, como máximo y cobrará el subsidio por el tiempo que le restaba.

Ejemplo 1:

El trabajador ha agotado el derecho al subsidio por el transcurso del período de quinientos cuarenta y cinco días naturales.

El INSS examinará necesariamente, en el plazo máximo de tres meses, si el incapacitado tiene algún grado de incapacidad permanente.

Ejemplo 2:

La incapacidad temporal del trabajador se extingue por  el transcurso de quinientos cuarenta y cinco días y recibe una resolución denegando la incapacidad permanente. El mismo considera que no puede trabajar.

Sólo podrá generarse otro derecho a la prestación económica de incapacidad temporal por la misma o similar patología, si transcurre un período superior a ciento ochenta días naturales, a contar desde la resolución de la incapacidad permanente.

El trabajador puede perder el derecho al subsidio de incapacidad temporal en los siguientes casos:

  1.  Por una actuación fraudulenta para obtener o conservar dicha prestación.
  2.  Cuando trabaje por cuenta propia o ajena.
  3.  Si rechaza o abandona el tratamiento que le fuere indicado.

CONCLUSIÓN:

La Incapacidad Temporal del trabajador derivada de accidente de trabajo no necesita periodo mínimo de cotización y tiene sus especialidades. Consulta con un abogado especialista en la materia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *